lunes, 23 de abril de 2018

Tierra, Humano, Sol y Luna. Porque los llamamos de esa manera. Capitulo I

Imagen.
Cuatro definiciones en cuatro entradas es lo que vamos a ver ya que solo en una se haría demasiado larga, aburrida y perderían identidad. La idea es ir subiéndolas los lunes durante cuatro semanas de forma correlativa con respecto al titulo.


Tierra.

Nunca falta quien diga: “¿Si es más agua que tierra porque no se llama agua?”; esto se debe a que recién en tiempos modernos conocemos la dimensión de los océanos y el nombre tierra es mucho anterior a eso. Por lo general las culturas han nombrado a nuestro planeta con diferentes palabras dependiendo de sus idiomas y de la misma manera en que nombraban el suelo bajo sus pies, mucho antes de que tuvieran la noción de que vivían en un planeta.

En el caso del idioma español tenemos que retroceder a la antigua Grecia; donde se adoraba a Gaia Diosa amiga y protectora del suelo que se podría traducir como “Madre Tierra”. Esta podría decirse que es la prehistoria del nombre de nuestro planeta ya que los grandes responsables de ese nombre son los romanos.

El imperio romano creció y creció a expensas del resto de los pueblos de la época, anexándoles de forma sistemática durante siglos hasta llegar a ser el gran imperio que todos conocemos; los romanos consideraban inferiores a todas las naciones que fueron sumándose con la única excepción de Grecia. La civilización y cultura griega eran las únicas que se encontraban a su mismo nivel y la admiraban a tal punto que adoptaron su religión, pero cambiaron el nombre de los Dioses.

La Diosa Gaia fue rebautizada como Tellus o Terra y con el paso de los siglos la deformación del latín llevo al nacimiento de otras lenguas Terra se transformo en la actual Tierra para nuestro idioma, Terre en francés, Terra en italiano y así sucesivamente en todas las lenguas romances. De la original Gaia nos queda la GEOgrafia, GEOlogia, GEOtérmica y todos los prefijos que conozcan con esas tres letras.

La próxima semana continuamos con Humano.


Humano.

Sol.

Luna.   



lunes, 16 de abril de 2018

La ultima vuelta del perro.

Imagen.
“El Boby” da vuelas y vueltas antes de acostarse, es algo natural en todos los perros; científicamente no hay nada concreto solo suposiciones y bastantes lógicas por cierto.

Los canes tienen miles de años con nosotros y solo recientemente (muchos de ellos) viven cómodos durmiendo sobre almohadones y camas especialmente hechas para ellos, pero la mayor parte de la historia no fue así. En la antigüedad dormían como y donde podían y de este hecho surge una de las teorías del porque dan tantas vueltas antes de acostarse.

Según la ciencia al girar van acomodando la vegetación o la nieve y de paso verifican que ese lugar este libre de insectos ponzoñosos u otros animales peligrosos como serpientes.

La segunda teoría dice que esta “costumbre” es un remanente de cuando los perros aun eran lobos y giraban para orientarse de espalda al viento para protegerse de este, pero sobretodo para quedar de frente a un posible depredador que guiado por el viento lo pudiera atacar. Esta posición le daría instantes cruciales de reacción para enfrentar este peligro.    

Sea una, la otra o ambas teorías ciertas o una tercera, el verlos hacer esto los hace ver más simpáticos y deja de importar cual de ellas sea correcta.


lunes, 9 de abril de 2018

Epitafios.

Morirse hoy en día sale muy caro y para evitarles problemas a nuestros futuros deudos la mayoría de nosotros paga su sepelio en vida, que es lo más correcto. Y ya que estamos podríamos dejar escrito nuestros epitafios para evitar que tengan que ponerse de acuerdo en que escribir o que tengan que mentir sobre lo bueno que éramos y lo que nos van a extrañar.

He aquí algunas ideas. Algunas de las lápidas a continuación son verdaderas y otras no tanto, pero son buenas ideas.

Imagen.

Imagen.

Imagen.

Imagen.

Imagen. Epitafio de Moliere: "Aquí yace Moliere el rey de los actores.
En estos momentos hace de muerto, y de verdad que lo hace bien.

Imagen.

Imagen.

Imagen.

Imagen.

Imagen.

Imagen. Epitafio de Mel Blanc que le dio voz
 a Bugs Bunny: "Eso es todo amigos".

Imagen.

Imagen.



Chiste: ¿Por qué algunos zombis andan con sus lápidas a cuesta cuando se levantan de sus tumbas y salen a comer cerebros? 
Porque no les gusta andar sin documentos.




lunes, 2 de abril de 2018

Nombrando los océanos.

Imagen.
A diferencia del origen de los nombres de los continentes, el de los océanos es más sencillo, concreto y hasta aburrido. La única discrepancia que podemos encontrar es en la cantidad de océanos; hay quienes contabilizan el Océano Antártico y quienes no, nosotros vamos a hacerlo porque más vale que sobre y no que falte.

Dicho esto, podemos decir que existen cinco océanos y podríamos clasificar sus nombres en tres categorías.

Referencia geográfica: Océano Ártico, Océano Indico y Océano Antártico.   

Mitología: Océano Atlántico.

Mala percepción: Océano Pacífico.

 
Imagen.


Océano Ártico.

Proveniente de la palabra griega Arthos que significa oso, ya que desde y hacia allí se puede ver la constelación de la Osa Mayor.


Océano Índico.

El nombre se lo debe a la India por bañar sus cosas. Si leen por ahí verán que hay quienes aseguran que se debe a que también baña las costas de Indonesia pero no es así ya que el nombre de Indonesia es posterior al del océano y el nombre de este país también se debe a la India.

Indonesia: Del latín Indus, que significa India y del griego nesos que significa isla.


Océano Antártico.

Este océano es especial ya que hay quienes no lo consideran como tal. Es evidente que el nombre hace referencia al continente que rodea, pero también significa “opuesto a la Osa” lo que da como resultado opuesto al océano Ártico.


Océano Atlántico.

El origen es griego; proveniente de Atlas, hijo de Neptuno, el Dios de los mares.


Océano Pacífico.

El portugués Fernando de Magallanes durante su expedición alrededor del mundo al servicio de la Corona española, nombró a este océano Pacífico ya que durante gran parte de su viaje desde el estrecho de Magallanes hasta las Filipinas lo navego en calma. Pero nada más lejos de la realidad si tenemos en cuenta el cinturón de fuego con sus volcanes y los tifones, Magallanes tuvo mucha suerte en su expedición, por lo menos hasta que llego a Filipinas.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...